La marinera

Hay prendas que consiguen resurgir regularmente como auténticos must have. Son las piezas clásicas, intemporales, básicas, que por su naturaleza simple seducen a sus adeptas. La camiseta marinera pertenece sin duda a esta categoria.

a-toutes-jambes-editorial-by-terry-richardson-3-673x1024Fotografia de Terry Richardson para la editorial À toutes jambes. Vogue París, Junio/Julio 09.

Si bien hoy en dia podemos encontrar múltiples modelos de marineras, su primera descripción se remonta al 27 de marzo del 1858 donde bajo la pluma del almirante Hameli aparecen publicadas en el boletín oficial de la marina las especificaciones de la camiseta: “para el cuerpo, 21 rallas blancas que deberán ser dos veces más anchas que las 20 o 21 rallas azúl índigo”.

152568393

Pero para entender como la marinera se ha convertido en un clásico, tenemos que remontarnos a los orígenes de la tendencia marinera de calle que se encuentran en la mismísima reina Victoria de Inglaterra (1819-1901) quien, al encargar un traje marinero para su hijo, el príncipe Eduardo, con el fin de exaltar así el poder de la Royal Navy, popularizó esta tendencia que colonizó la Europa continental y el Reino Unido.
1185352130Alberto Eduardo, príncipe de Gales en traje marinero (1846). Obra de Franz Xaver Winterhalter.

A finales del s.XIX el uniforme de marinero se convierte en el vestido fetiche para las comuniones y para el vestuario de los niños de buena família, como tan bien lo refleja el personaje del joven Tadzio (encarnación del ideal de belleza) en la película “Morte a Venezia” de Luchino Visconti, adaptación cinematográfica de la novela homónima de Thomas Mann.

9cf2ae9a

Por lo que respecta a las mujeres, es bastante difícil encontrar piezas de estilo marinero en el vestuario femenino. La adopción de prendas marineras por parte de las mujeres es vista como un símbolo de emancipación, de liberación y de provocación.

00-017506

Conchita et les marins, place d’Italie. 1933 (circa). Foto de Brassaï.

Con el nacimiento de la estética andrógina a principios del siglo XX, las mujeres emancipadas adoptan el pantalón y la vestimenta marinera, como Georges Sand o Colette. Piezas que no tardan en propagarse gracias al auge de las actividades de recreo, ofreciendo una alternativa  más comfortable que los toilettes. Gabrielle Chanel además dotó a la marinera de una materia práctica y funcional: el jersey. Aunque la auténtica revolución sin duda fué el traje de baño marinero, que llegando por encima de la rodilla, perimitió que las mujeres por fin mostrasen sus piernas.

m1

A la izquierda, la escritora francesa Colette ataviada con un traje y camiseta marinera. A la derecha, Coco Chanel en su villa “La Pausa” Côte d’Azur, años 30.

A partir de este momento la marinière no ha dejado de tentar a los grandes costureros como Yves Saint Laurent, Yohji Yamamoto, o Christian Dior, que no han cesado de revisitar el guardaropas marinero al servicio de la mujer,  actualizándolo constantemente. Con Jean-Paul Gaultier, la marinière se convierte además en su sello.

jean-paul-gaultier-ad-campaign2Campaña publicitaria primavera 2009 de Jean Paul Gaultier

Lo cierto es que cada primavera la prensa consagra una u otra editorial a la marinera, insistiendo en que está en el top de las tendencias, cuando realmente se trata sencillamente de un básico y su gran fuerza reside precisamente en estar siempre de moda. Esta temporada no ha sido diferente de las otras, con Dolce and Gabbana y Balmain revisitándola.

Y para la primavera/verano 2010 está previsto que así sea otra vez, o almenos esto es lo que podemos intuir con la colección crucero 2010 de Chanel presentada precisamente en la playa del Lido de Venecia el pasado mes de mayo en una pasarela destinada a homenajear a esta bella ciudad italiano y a sus personajes célebres, como Peggy Guggenheim (las pelucas de las modelos reproducen su peinado).

crucero 2010 chanel

Imagen de la colección crucero 2010 de Chanel.

La marinera, prenda versátil por excelencia, que podemos llevar en cualquier época del año con la certeza de que cuando compramos una probablemente la podremos lucir durante 10 o más años, acepta múltiples combinaciones y se puede llevar en todo tipo de ocasiones.

Fotografias via The Sartorialist

Debajo de un blazer, con minifalda y tacones nos puede servir tanto para una jornada de trabajo como para salir de noche. Si queremos darle un toque más informal la podemos combinar con leggins o con unos carrot pants. También se puede llevar el fin de semana con unas converse blancas y unos shorts. De todos modos, al ser una pieza clásica podemos mezclarla con otros estampados porque se presta a doto tipo de juegos. Además no podemos olvidar que se puede llevar perfectamente a cualquier edad… solo tenemos que ver lo bién que le sentaba a Picasso.

Para observar de cerca la relación entre los uniformes de la Marina y la moda el Musée National de la Marine de París presenta hasta el 26 de julio de 2009 la exposición Les Marins Font la Mode donde se pueden ver piezas pertenecientes a la colección del Museo de la Marina al lado de creaciones emblemáticas de grandes diseñadores franceses que a lo largo de la historia se han inspirado en este estilo.

Y no nos podemos perder el libro Éloge de la marinière de las Éditions Palantine, un auténtico tributo a la marinière donde aparecen hasta 50 de fotografias en blanco y negro de Brigitte Bardot, Marylin Monroe, Yves Montand, Charlotte Gainsbourg y muchos personajes más que han lucido esta prenda.

Llegados a este punto, a una le entran ganas de ponerse la marinera, dirigirse a la playa al atardecer escuchando el adaggio de la 5a simfonía de Mahler y releer Muerte en Venecia de Thomas Mann.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Caviares de moda

5 Respuestas a “La marinera

  1. Paolo

    Sufrí el ir vestido de marinero en mi primera comunión… Pero bueno, Jean Seberg vestida con la marinera en “À bout de Souffle ” estaba maravillosa.

  2. Cuca

    Sí, raro que no esté J.Seberg en el post, tan francesita como eres… Dentro de dos semanas voy a Francia y aún estoy dudando entre la marinera armor lux y la de saint james. Besote.

  3. Pensé en citar a Seberg, ya conocen mi debilidad por “Al final de la escapada”, pero finalmente no lo hice. Agradezco que la revindiquen ^_^. Bisous et à bientôt.

  4. Arc

    Por la fecha que cita no es probable que las dos principales marineras que se le colaron a la Royal Navy, Mary Anne Talbot y Hannah Snell, llevaran la prenda. Aunque no son pocos los casos de mujeres que se ingresaron transvestidas en las distintas armas del ejército me intriga saber como evitaron que no se descubra su sexo en la hacinada vida del barco. Según parece las memorias de algunas de estas supuestas marineras son en realidad de fantasias masculinas, relatos inventados con la intención de disparar la fantasía de los marineros, pero en contados casos lograron convertirse en marineras y tener dificultades para cobrar su pensión cuando se descubrió su sexo. En estos casos imagino que el traje marinero se prestaba a disimular las formas.

    Respecto al traje de “marinerita” llevado por una mujer… bueno, estaba convencido de que la blusa de “La edades de Lulú” era de este tipo, he tenido que localizar el párrafo para sustituir la fantasía por las indicaciones de la autora.

    Por cierto uno de los personajes históricos a los que es casi imposible ver de otra forma que no sea vestido de marinero de primera comunión es el malogrado zarevich Alexei, el hijo de Nicolas II. Desconozco si pretendían vincularlo estrechamente con la armada rusa o si era la moda del momento pero sorprende la frecuencia con que aparece vestido de esa guisa.

    Una cuestión, y lo pregunta alguien que considera que la moda es un pantalón vaquero con camisa blanca y deportivas negras, la marinera con pecho, digamos, no-de-modelo ¿sigue funcionando?.

    Saludos

    PD: Le dejo fotos

    Fantasia marinera alemana
    http://community.livejournal.com/vintagephoto/3580830.html

    Fantasia marinera (y otros ejercitos) estilo hollywood
    http://community.livejournal.com/vintagephoto/3363495.html

    James Dean
    http://community.livejournal.com/vintagephoto/3977941.html

  5. Tres magníficas fotos las que me proporciona. Me las tomaré -si usted me lo permite-, como un regalito de caviar fotográfico.
    Si viste camisa blanca, tejanos y deportivas negras, simepre estará de moda. En una entrevista, el diseñador Josep Font afirmó que con una camisa blanca, unos tejanos y un buen abrigo, se podia vestir siempre bien. Comparto la opinión. Por lo que me pregunta de las marineras con pecho, mi experiencia como ser perteneciente al género femenino me indica que siguen funcionando mucho más que las de (no)-pecho-modelo. Afortunadamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s