Sueños nocturnos

Una joven duerme acostada con la cabeza hechada hacia atrás, sumida en sus sueños nocturnos, sin sospechar la presencia inquietante de un íncubo que está  sentado sobre su barriga mientras un caballo asoma su cabeza entre las cortinas. La composición se basa en una oposición entre las figuras verticales y la figura horizontal de la joven durmiente que ilustran las fuerzas oscuras de la noche y su víctima, un cuerpo femenino que se insinua y moldea a través del camisón blanco que lo cubre. El chiaroscuro refuerza la intensidad dramática y crea una ilusión de relieve a los diferentes elementos del cuadro. Las miradas del íncubo y del caballo (que podria representar la fuerza demoníaca que provoca al íncubo como también el medio de transporte por el que llega el íncubo a la estancia) son demoníacas, desorbitadas. El íncubo, ángel herido y rebosante de lujúria, parece haber descubierto nuestra presencia justo antes de poseer el cuerpo de la joven durmiente. ¿Nos estará haciendo partícipes de este erotismo peligroso y turbador, con su mirada fija hacia nosotros? ¿Cuál es la naturaleza de esta criatura que emerge de la profundidad de la noche, cuando lo real y lo ireal, lo visible y lo invisible se mezclan?

FUSSLI-The NightmareJohann Heinrich Füssli. The Nightmare, circa 1781. Detroit Institute of Arts.

Podemos remitirnos a las tesis del padre franciscano  Ludovico Maria Sinistrari D’Ameno, autor de Daemonialitas, incubi et succubi”, un tratado  del siglo XVII descubierto en  Londres el año 1872.

Según Sinistrari, los íncubos tienen una esencia divina y son criaturas espirituales puras, una especie de ángeles heridos creados por Dios, ya que Dios es el creador de todas las cosas, visibles o invisibles, corpóreas o espirituales.

“Deum esse creatorem omnium visibulum et invisibulum, spiritualium et corporalium, qui utruamque de nihilo condidit creaturam spiritualem et corporalem Angelicam, videlicet ut mundanam; ideo dico de fide esse quasdam creaturas dari mere spirituales, et tales esse Angelos, non quidem omnes, sed quosdam.

Además, estos seres son racionales y estan provistos de órganos a semejanza de los de los hombres, pero difieren de ellos en la forma de su cuerpo y en el hecho de tener una naturaleza más sutil.

“quod essent animalia rationalia sensibus et organis corporis praedicta, sicut homo: different autem ab homine non solum ratione corporis tenuioris, sed etiam, materiae. “

Como los hombres y los animales, los íncubos también se dejan llevar por las passiones sensuales, incitando a las mujeres y a veces a los hombres a mantener relaciones sexuales con ellos, pudiendo experimentar sentimientos de tristeza o de rabia si no lo consiguen. La única manera de ahuyentarlos es a través de lo que Sinistrari llama materias frias como los perfumes u otras sustancias vaporosas y volátiles  dispuestas en ventanas y puertas, que harán que se alejen sus cuerpos, así como también debemos evitar las materias calientes como el tabaco y el brandy, por los que los íncubos sienten una gran atracción.

“Hinc est quod sicut odoribus aliisque substantiis vaporosis, ac volatilibus suae naturae contrariis laeduntur ac fugantur”

De todos modos, si un íncubo nos posee mientras dormimos, debemos sentirnos orgullosos de ello, puesto que un ser más sutil y elevado que nosotros nos ha escogido.

“Incubo non vilificat, immo dignificat sua naturam, et ita, juxta hanc considerationem.”

¿Soñarán ustedes con íncubos o súcubos?

Si no los sueñan, pueden ir a ver algunos en la exposición que el Petit Palais de París le dedica a William Blake, contemporáneo de Füssli : William Blake (1757-1827), le génie visionnaire du romantisme anglais.

Buenas noches y felices sueños.

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Caviares de arte, Caviares de libros

9 Respuestas a “Sueños nocturnos

  1. Cuca

    Lástima que sean tan feos los íncubos…

  2. arturovillarrubia

    Fussil si no me equivoco era suizo pais al que normalmente no se asocia con estas ides oscuras. Pero es seguramente el cuadro suizo que más veo reproducido ultimamente …

  3. arturovillarrubia

    Upsie.. Quise decir Füssli

  4. Arturo, Füssli nació en Zürich pero pasó gran parte de su vida en Inglaterra, por lo que también es conocido como John Henry Fuseli. Allí se vió influenciado por el escepticismo que muchos artistas e intelectuales sentian hacia el siglo des ” Lumières”, lo que dió lugar a una moda por el ocultismo y la recuperación del folklore, y que se ejemplifica magníficamente unos años más tarde en “El sueño de la razón produce monstruos” de Goya (1799). De hecho a Füsli, Blake y Goya se les llama los “visionarios”.

  5. arturovillarrubia

    Ahora que caigo “La pesadilla” está en el National Gallery.
    Hmmm…lo interesante de lo que comentas es si bien Füssil pudo conocer a Blake ( Que yo sepa Blake solo hizo una exposicion en vida y fue un fracaso) , lo que es poco probable es que conociesen a Goya y viceversa.
    Lo que hace pensar en el espirítu de los tiempos.

  6. Arc

    El bicho de Fuseli tuvo su papel en una película:
    http://www.imdb.com/title/tt0091142/

    Por cierto, descubrí esta peli y el extraño affair del pintor con Mary Wollstonecraft gracias a un “engine” de John H. Lienhard:
    http://www.uh.edu/engines/epi462.htm

    En demonología Sinistrari siempre me pareció de los sensatos, dentro de la “sensatez” que había en la materia. Si lo compara con Sprenger o Bodin una hermanita de la caridad, además creo, las referencias que tengo son secundarias, que era de los que se oponía a la teoría dominante sobre la “simiente diabólica”. Para la mayoría de los demonólogos el sucubo robaba lo que después, como incubo, empleaba para fecundar a la mujer. Este tipo de cuestiones preocupaba mucho a los teólogos porque trataban de hacer un censo diabólico y saber si aumentaba su número o se mantenía constante. Muchos creían en la infertilidad de éstos así que para explicar los hijos diabólicos de las brujas había que recurrir a esta especie de fecundación in vitro. Sinistrari mantenía que los incubos tenían “simiente” propia pero no recuerdo como solucionaba el problema de la fecundación entre especies ni el censo demoniaco.

  7. Fantástica aportación la del “affaire” Füssli-Wollstonecraft (una mujer realmente moderna). ^_^
    Creo que también utilizaron esta hipótesis de la fecundación in vitro para justificar algunos embarazos de monjas.
    Como usted comenta, los íncubos según Sinistrari tienen esperma propio: “Incubum Daemonem, dum mulieribus commiscetur, ex proprio ipsius semine hominem generare” (pág. 68 de la edición citada en el post). Además, su esperma puede procrear, (op.cit. pág. 210). Sinistrari también se mostró en desacuerdo contra la creencia generalizada de que los hijos de las relaciones íncubo-mujer eran seres deformes o “gigantum” (op.cit. pág. 210-212) por lo que entiendo que eran capaces de generar seres humanos corrientes, o incluso “mejores”, puesto que parece insinuar en el libro que Rómulo y Rémulo eran producto de una relación de este tipo. (op. cit. pág. 54).

  8. Arc

    Moltes gràcies por sacarme de dudas y la molestia de buscar las citas exactas, mi inglés es pésimo y mi latín inexistente. Me reafirmo entonces en lo dicho: de los más sensatos. Alberto Magno y Tomas de Aquino mantenían que recogía como sucubo y fecundaba como incubo. Kramer y Sprenger mantenían la misma teoría y además la posibilidad de que un demonio incubo recibiera el semen de un demonio sucubo. San Pedro de Paluda y Martin de Arles decían que los demonios tomaban la semilla de los hombres muertos para fecundar a las mujeres. Nicholas Rémy mantenía que todo eso eran tonterías, una mujer no podía ser fecundada por otro ser vivo que no fuera un hombre y además la vagina del sucubo, fria como el hielo, ni estimulaba al hombre ni, aunque lo hiciese, era el receptaculo adecuado para almacenar la semilla humana. Éste, que parece de los sensatos, se vanagloriaba de haber enviado a más de 900 personas a la hoguera.

    De los más sensatos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s