Las cartas de Nadja

Una tarde de octubre del 1926 André Breton paseaba por el lado de Notre-Dame-de-Lorette y se cruzó con una joven leonamisteriosa: Nadja (Léona Delcourt). Se frecuentaron. El padre del surrealismo la escuchaba, la contemplaba, fascinado por aquella que él veía como el “alma errante”  apasionado frente a sus «yeux de fougère» (hojos de helecho). Anotaba sus gestos, las cosas que ella hacía, sus palabras, sus premoniciones…Breton dijo de ella: “Tomé, del primero al último día a Nadja como un genio libre, como uno de estos espíritus del aire a los que algunas prácticas de magia  permiten aferrarse momentaneamente (…) y la consideraba una “criatura siempre inspirada e inspirante” .

André Breton ni quiso ni pudo responder al amor que ella le ofrecía y la abandonó pronto, impotente frente a su creciente alienación mental que cada día la iba convirtiendo en una persona más asocial al mismo tiempo que la relación que mantenían se volvía más conflictiva. Finalmente Nadja fue internada en un hospital psiquiátrico y jamás se volvieron a ver. Quedó como testimonio de lo sentido y de lo vivido, un hermoso libro escrito por Breton: Nadja (“Nadja, parce qu’en russe , c’est le commencement du mot espérance , et parce que ce n’en n’est que le commencement“). Un relato escrito en el Manoir Dango, en el que se narran con exactitud extrema los encuentros, los paseos al azar por París y los intercambios intensos y conmovedores que vivieron juntos. Unos encuentros y unos hechos que convencieron al autor de que el azar no existe, de que las fuerzas de lo desconocido presiden las circunstancias más  inquietantes, aquellas que consiguen transformar nuestra vida cotidiana en magia, como su encuentro inesperado con Nadja. También sobrevivieron las hermosas cartas de amor que Nadja le escribió a Breton y que él conservó cuidadosamente:

56600100397790_27Carta manuscrita de Nadja a André Breton

Fragmentos de algunas cartas:

«C’est si grand M’amour cette union de nos deux âmes, si profond et si froid cet abîme où je m’enfonce sans jamais rien attendre s’en rien étreindre de l’au-delà, ets quand je reviens toi tu es là et tes grands yeux me fixent et je te touche te reviens, tu es tout ce qu’il y a de mieux et je t’étreins toi, toi tu es là, mais la mort elle aussi est là, oui elle est là derrière toi…».

Es tan grande mi amor esta unión de nuestras dos almas, tan profundo y tan frío este abismo donde me hundo sin esperar jamás nada, sin estrechar nada del más allá, y cuando vuelvo tú estás allí y tus grandes ojos me fijan y te toco te vuelvo, eres todo lo que hay de mejor y te estrecho tú, tú estás allí, pero la muerte también está allí, detrás de ti…

«Mon chéri. Le chemin du baiser était beau n’est-ce pas. Et Satan fut si tentant… Mais qu’est-ce que cela après avoir passé une nuit noire… noire?… ou blanche! Vraiment je ne sais plus… Mais je redescends toujours seulette l’escalier qui a conduit au bonheur»

“Mi querido. El camino del beso era bello, verdad. Y Satanás fue tan tentador… ¿ Pero qué es esto después de haber pasado una noche negra… negra?…¡ O blanca! Realmente no sé más… Pero vuelvo a bajar siempre solita la escalera que condujo a la felicidad “

56600100397790_7Carta manuscrita de Nadja a André Breton

«Mon feu. J’aurai voulu vous téléphoner mais, je suis par trop nerveuse et je crains de vous sentir anxieux. Je ne sais ce qui me donne ces idées. C’est peut être d’avoir trop pensé – ou pas assez -sque je ne sais… Je n’ai pourtant plus de force – oh tant pis – ce n’est pas assez, j’aurai voulu savoir, savoir ce que tu penses, mon adoré… pardonnes tu sais que je suis ton esclave et que tu es mon tout mais je veux encore plus, je voudrais prendre toutes tes peines, souffrir à ta place je veux que tu sois heureux. Tu es fort, beau, bon, il faut aussi que tu sois le maître et que tous te respectent comme je t’aime»

“Mi fuego. Habria querido telefonearle pero, soy  demasiado nerviosa y temo sentirle ansioso. No sé qué es lo que me provoca estas ideas. Puede que sea por haber pensado demasiado – o no lo suficiente, yo que sé… Sin embargo no tengo más fuerza – oh tanto peor – no es bastante, habria querido saber, saber en lo que piensas, mi adorado… perdona, sabes que soy tu esclava y que eres mi todo pero quiero todavía más, querría tomar todas tus penas, sufrir en tu lugar, quiero que seas feliz. Eres fuerte, bello, bueno, hace falta también que seas el dueño y que todos te respeten como yo te quiero “

56600100397790_50Carta manuscrita de Nadja a André Breton

«Il pleut encore, ma chambre est sombre, le cœur dans un abîme ma raison se meurt»

Todavía llueve, mi habitación es sombría, el corazón en un abismo mi razón se muere”

«Merci, André j’ai tout reçu… je ne veux pas te faire perdre le temps nécessaire à des choses supérieures – tout ce que tu feras sera bien fait – que rien ne t’arrête – il y a assez de gens qui ont mission d’éteindre le Feu… il est sage de ne pas s’appesantir sur l’impossible»

“Gracias, André, lo recibí todo… no quiero hacerte perder el tiempo que necesitas para cosas superiores – todo lo que harás estará bien hecho – que nada te detenga – hay bastantes personas que tienen la misión de extinguir el Fuego… es sabio el no hacerse pesado sobre lo imposible”

Más por aquí:

27 lettres autographes de Nadja

Nadja: La véritable histoire. Artículo de Thierry Clermont. Le Figaro.

P.S: Esta entrada no hubiese sido posible sin la fuerza inspiradora de Orlando. Mil gracias princesa-bruja por hacerme pensar en este tema.

17 comentarios

Archivado bajo Caviares de libros, Caviares epistolares

17 Respuestas a “Las cartas de Nadja

  1. Como siempre no puedo dejar de pensar en la mujer detrás de este blog. Sos una inspiración a esa parte de mí que descubrí de adulta (el amor y la pasion por el arte) y cómo reflejan situaciones reales, en este caso una historia de amor. también me llevó a ua gran historia de amor que tuve, a quien nunca más vi ni veré, (lo cual supe al soltar su mano en un aeropuerto, el , destino Andalucía). La pasión por el otro que teníamos se esfumó y yo también le quise ofrecer todo. Genial. Lamentablemente su mente tenía otros destinos que nos me incluían. Sos un talento! besos de Argentina

  2. Ayer pase por aquí, pero no pude dejar respuesta de lo impresionada que quede con este post, en especial por el momento en que lo leo. Seré como Breton y creeré en el destino aunque no quiera… pero no quiero.

    Besos.

  3. *Carla: Detrás de este blog, una más del montón. Hiciste muy bien en querer darlo todo, a medias, las cosas no saben a nada.

    *Juniper: Misteriosas palabras… si has encontrado a alguien inspirador, te deseo las mejores y más bellas experiencias. Si por el contrario lo he entendido mal, estoy segura que en cualquier momento aparecerá.

  4. No sé que me desconcertó más, si el post, o las palabras de Juniper.

  5. John Manuel ya somos dos los que estamos intrigados por estas palabras… ^_^

  6. tu

    Un hombre como Breton, tan interesado en el automatismo psíquico, que coqueteaba con lo siniestro y lo irracional como todo buen surrealista, no tiene más remedio que abandonar a su novia con alienación mental (lo que se dice una auténtica mente sin censores, vamos), y sublimar la experiencia en una obra. En un libro. Con punto final. La vida y el arte, lo de siempre.

  7. Tu: Sí, lo de siempre. Breton se quedó con su esposa. Muy típico. Ellos las prefieren normales. Nada de M. Monroes diciendo con sexy ingenuidad “Cuando hace este calor, ¿sabe lo que hago? Guardo mi ropa interior en la nevera” como en “La tentación vive arriba” de Billy Wilder. Estas “otras”, las demasiado sexys, las terribles, las fascinantes, son musas, inspiradoras natas, regalos de lujo para la imaginación y la fantasía. Aunque ellos sean genios, los desbordan.

  8. “Ellos las prefieren normales”. Just for the record: Yo no las prefiero normales, las normales me aburren.

  9. Gratificantes palabras John Manuel. Siento debilidad por las mujeres un tanto excéntricas y es recomfortante saber que hay hombres a quienes también les gustan.

  10. Pregunto ¿No fue a su esposa que le dedico el Amor Fou?

  11. Juniper, sí, fue Jacqueline (su segunda esposa) quien inspiró L’amour fou. Pintora y bailarina de ballet acuático en una vieja piscina de la rue Rochechouart transformada en music-hall. El que sea pintora a Breton lo fascina bastante menos que su condición de nadadora. Porque el arte femenino le inspira una genuina desconfianza; porque le encantan las criaturas fantásticas del music-hall (su ídolo es la cantante Musidora, “hada moderna adorablemente dotada para el mal, y pueril, ¡oh, su voz de niña!”); y porque su creencia en el “azar objetivo” lo lleva a valorar de manera exclusiva los encuentros signados por el destino.😉 ¿Qué seria Breton sin sus mujeres/musas?

  12. Gracias Caviargirl, deberías continuarlo o escribirlo nuevamente en un post. ^^

    Saludos.

  13. Juniper, tienes razón, Breton da para muchos posts… Procuraré volver a él dentro de un tiempo intentando no hacerme demasiado pesada ^_^

  14. No seáis tan duros con Breton. Le dedicó a Nadja un bellísimo monumento de amor escribiendo su historia. Y gracias a ello estamos hoy recordándola.

    …Este post me ha hecho recordar a mi Nadja particular. Palabras mayores.

  15. Miguel, la intención no era criticar a Breton. Le dedicó un libro bellísimo que al mismo tiempo no hubiese tenido lugar sin la inspiración que ella le proporcionó. Cuida a tu Nadja particular😉
    Saludos.

  16. llegué muy tarde a leer esto, siempre he imaginado la higiene de Breton muy exacta por ser médico, sentado en la terraza de un café bajo el sol tibio de las 1o la loción de su pelo se mezcla con el olor de la ginebra que bebe empacado en su traje negro, el médico salva vidas, cura, sabe lo que ocurre , diagnóstica, esa conciencia que lo aparta de los demás y lo ubica en un lugar considerado y benévolo con sus pacientes con sus enfermos, mas allá de eso con sus posibles enfermos que pueden ser cualquiera, asume su compromiso como un deber, pero también puede ser un mentiroso, puede ser interesado, puede ser egoísta, como artista otra conciencia de lo sensible lo separa , conocer el color irracional sin dejar de ser lógico, a el lenguaje como una red que captura, traduce objetos , tener relaciones amorosas con una mujer enferma siempre será un atractivo conociendo esas distancias y su necesidad, saber que se le puede robar, que se le puede abusar, disfrazarse de loco, también saber que se puede ser bueno y se puede ser bueno aunque no se quiera, el arrepentimiento es el pellejo de lo mas romántico, de lo insatisfecho, esas cartas son piel

  17. Francisco: Sin lugar a dudas la fragilidad y más la femenina, puede ser terriblemente atractiva, como apuntas. Saludos y gracias por la visita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s