Archivo mensual: noviembre 2009

Posh

¿Quién no ha caído en la tentación de sentirse posh por un día? Atrás quedó lo de ser “reina por un día”, ¡si es mucho más entretenida la vida desenfrenada y de despilfarro de las chicas posh!. Pero la historia de este maravilloso neologismo inglés que se personifica en Victoria Beckham “Posh” (o Spice pija) y en otras celebrities que se mueven felizmente en el terreno del pijismo absoluto y excesivo -¿hortera?- tiene su origen en la historia de la navegación inglesa del siglo XIX.

Victoria Beckham dentro de una bolsa de Marc Jacobs. Fotografia de la campaña publicitaria de MJ: Jurgen Teller.

En aquella época los colonos ingleses viajaban a la India a bordo de los transatlánticos de la compañía P&O donde los billetes de primera se marcaban con las siglas P.O.S.H. ; Port Out, Starboard Home ( babor a la ida, estribor a la vuelta; donde se encontraban los camarotes con sombra, los más fresquitos y claro, los más caros). Así lo cuenta Juan Campos Calvo-Sotelo en su magnífico libro “Náufragos de antaño. Los grandes naufragios en la Costa de la Muerte en el siglo XIX“:

Paris Hilton con sus Kellogg’s Barbie

“La larga travesía del Mediterráneo y del Golfo de Adén obligaba a los viajeros a soportar un sol inmisericorde durante las horas del día. En el viaje hacia el este el ardor del sol golpeaba la banda de estribor de los barcos recalentando los camarotes de ese costado en los que no se podía conciliar el sueño durante la noche por la alta temperatura. Lo mismo sucedía en el viaje de retorno, hacia el oeste, pero ahora en la banda de babor. Esto hizo que los pasajeros más pudientes, huyendo del tórrido sol, estuviesen dispuestos a pagar más para tener camarotes a babor a la ida y a estribor a la vuelta al hogar patrio (dicho en inglés: Port Out, Starboard Home, expresión cuyas siglas –POSH– se convirtieron en un neologismo con significados que oscilan entre lo encomiástico: fino, lujoso, con clase; y lo despectivo: cursi, pijo.)”

Kate Moss comprando en el Flea Market

Así son las cosas, antes lo posh era viajar en un camarote con sombra y ahora lo es comprarse las Kellogg’s Barbie mientras se decide en cuál de los Hoteles Hilton del mundo pasar la próxima noche, o vaciando tiendas de Prada, Gucci o D&G, entre otras actividades. Si les sirve de consuelo… las chicas posh también compran en el Flea Market vestidas con “lo primero que encuentran en su armario”… Aunque una vez acabada la compra llamarán a la Posh Suprema (Vicky Beckham) para que les ayude a encontrar casa en Beverly Hills (más en Moss asks Posh to find her a home).

Recomendaciones:

-Libro: “Náufragos de antaño. Los grandes naufragios en la Costa de la Muerte en el siglo XIX“. Juan Campos Calvo-Sotelo. Editorial Juventud. 2002.

-Curso on-line: Curso de filosofia estoica de Paris Hilton por Esponjiforme Entertainment

9 comentarios

Archivado bajo Caviares de tendencias, Caviares rosas y otras cosas

Like a Virgin

Vírgenes y Santas asuntas, siempre bellas y nunca solas en su viaje hacia el cielo. Porque se les ha negado siempre la llegada al cielo por ellas mismas y están condenadas a depender de una corte de ángeles dispuestos a elevarlas por los aires cargándolas sobre sus espaldas y alas. La propia etimología de la palabra adsumere (llevar hacia arriba) implica que fueron llevadas a los cielos, mientras que Cristo “ascendió”, subió por sus propios medios. ¿No eran lo suficientemente puras como para alzarse por ellas mismas en cuerpo y alma?

Pietro_Perugino_cat85a

Pietro Perugino. Asunción de María. 1513. Chiesa di Santa Maria Assunta. Corciano. Italia.

Lo cierto es que no hay en las Escrituras ninguna base para esta creencia basada an las obras apócrifas de los siglos III y IV según la cual el cuerpo y el alma de la Virgen María fueron llevados al cielo después de terminar sus días en la tierra. Debido a la influencia del libro llamado el Seudo-Jerónimo el cual ponía en duda si María fue asunta al cielo con o sin su cuerpo (aunque manteniendo la creencia en su incorrupción)  se produjo un  debate sobre la asunción corporal de la virgen. Finalmente se aceptó la asunción corporal de María gracias a textos como el tratado Ad Interrogata, atribuido a San Agustín, el cual aceptaba la asunción corporal de María, y el posicionamiento a favor de Santo Tomás de Aquino y otros grandes teólogos. Pío V en el siglo XVI al reformar el Breviario quitó las citas del “Seudo-Jerónimo” y las sustituyó por otras que defendían la asunción corporal, que fue definida como dogma (verdad de la que no puede dudarse) por el Papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950.

dormición de la virgen

Dormición de la Virgen. Cristo recoje su alma. (BNF, ROTH 2529) fol. 369 . Breviari de Martí d’Aragó. finales del s.XIV. Catalunya. (160 x 160 mm). Biblioteca Nacional de Francia.

Uno de los períodos en los que más se fomentó el culto a la Virgen fue el siglo XIII con la aparición del libro de Santiago de la Vorágine la Leyenda Dorada, que se convirtió en un libro de consulta muy conocido entre los artistas. En él se narra como mientras los apóstoles estaban sentados junto a la tumba de la Virgen, tres dias después de su muerte, se les apareció Cristo acompañado de San Miguel, que llevaba con él el alma de la Virgen “Y al momento el alma volvió al cuerpo de María, y salió gloriosamente de la tumba, y fue recibida en la cámara celestial, y con ella una gran comitiva de ángeles”. La Asunción comenzó a representarse con profusión en la escultura gótica del s.XIII, especialmente en los pórticos de las iglesias dedicadas a la Virgen. Su forma característica (composición a base de dos o tres elementos superpuestos) se encuentra en el Renacimiento y se ha ido repitiendo posteriormente.

Rubens. Asunción de la VirgenPeter Paul Rubens. Asunción de la Virgen. 1624-27. Catedral de Amberes.

También necesitó la ayuda de los ángeles María Magdalena cuando en su retiro montañoso y solitario cerca de Saint-Baume, donde  pasó treinta años de penitencia y de ayuno , “siete veces al día bajaban unos ángeles que la subían hasta el cielo, donde se le permitía atisbar la dicha futura” según nos narra  la Leyenda Dorada de Vorágine.

MARIA+MAGDALENA

Asunción de María Magdalena

Dejando a parte la teología, no se puede obviar la influencia que la Antigua Grecia y sus diosas paganas deberían haber ejercido en el hecho de representar a estas santas mujeres elevándose por los cielos. Ya lo hizo en su momento Medea, no rodeada de ángeles, sino de fuego y en un carro del diós Helios (el Sol) tirado por dragones o la Calisto, convertida en constelación. Ahora tenemos nuevas diosas y santas a las que adorar:

Saint Barbie

Mark Riden. Saint Barbie. 1994.

Santa Barbie  tampoco precisa de la ayuda de los ángeles para subir al cielo y su música celestial en vez de a cantos gregorianos o música de órgano más bien suena a Like a Virgin de Madonna.

9 comentarios

Archivado bajo Caviares de arte