Posh

¿Quién no ha caído en la tentación de sentirse posh por un día? Atrás quedó lo de ser “reina por un día”, ¡si es mucho más entretenida la vida desenfrenada y de despilfarro de las chicas posh!. Pero la historia de este maravilloso neologismo inglés que se personifica en Victoria Beckham “Posh” (o Spice pija) y en otras celebrities que se mueven felizmente en el terreno del pijismo absoluto y excesivo -¿hortera?- tiene su origen en la historia de la navegación inglesa del siglo XIX.

Victoria Beckham dentro de una bolsa de Marc Jacobs. Fotografia de la campaña publicitaria de MJ: Jurgen Teller.

En aquella época los colonos ingleses viajaban a la India a bordo de los transatlánticos de la compañía P&O donde los billetes de primera se marcaban con las siglas P.O.S.H. ; Port Out, Starboard Home ( babor a la ida, estribor a la vuelta; donde se encontraban los camarotes con sombra, los más fresquitos y claro, los más caros). Así lo cuenta Juan Campos Calvo-Sotelo en su magnífico libro “Náufragos de antaño. Los grandes naufragios en la Costa de la Muerte en el siglo XIX“:

Paris Hilton con sus Kellogg’s Barbie

“La larga travesía del Mediterráneo y del Golfo de Adén obligaba a los viajeros a soportar un sol inmisericorde durante las horas del día. En el viaje hacia el este el ardor del sol golpeaba la banda de estribor de los barcos recalentando los camarotes de ese costado en los que no se podía conciliar el sueño durante la noche por la alta temperatura. Lo mismo sucedía en el viaje de retorno, hacia el oeste, pero ahora en la banda de babor. Esto hizo que los pasajeros más pudientes, huyendo del tórrido sol, estuviesen dispuestos a pagar más para tener camarotes a babor a la ida y a estribor a la vuelta al hogar patrio (dicho en inglés: Port Out, Starboard Home, expresión cuyas siglas –POSH– se convirtieron en un neologismo con significados que oscilan entre lo encomiástico: fino, lujoso, con clase; y lo despectivo: cursi, pijo.)”

Kate Moss comprando en el Flea Market

Así son las cosas, antes lo posh era viajar en un camarote con sombra y ahora lo es comprarse las Kellogg’s Barbie mientras se decide en cuál de los Hoteles Hilton del mundo pasar la próxima noche, o vaciando tiendas de Prada, Gucci o D&G, entre otras actividades. Si les sirve de consuelo… las chicas posh también compran en el Flea Market vestidas con “lo primero que encuentran en su armario”… Aunque una vez acabada la compra llamarán a la Posh Suprema (Vicky Beckham) para que les ayude a encontrar casa en Beverly Hills (más en Moss asks Posh to find her a home).

Recomendaciones:

-Libro: “Náufragos de antaño. Los grandes naufragios en la Costa de la Muerte en el siglo XIX“. Juan Campos Calvo-Sotelo. Editorial Juventud. 2002.

-Curso on-line: Curso de filosofia estoica de Paris Hilton por Esponjiforme Entertainment

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Caviares de tendencias, Caviares rosas y otras cosas

9 Respuestas a “Posh

  1. Esa mágica historia de las palabras. Uno ni se imagina el origen de ciertas especies. Darwin Posh.

  2. orangemoon

    Oh, ahora tengo una crisis de existencia.

    Yo compro en Flea Markets. Me encanta comprar en flea markets. Pero – a pesar de lo que dicen nunca digas nunca jamás (never say never me gusta más) – no me gustan los cruceros.

    Sin embargo, hoy en día, o viajas y surfeas en el Oasis of the Seas http://www.oasisoftheseas.com/ o no eres nadie, no Posh. Oh, no soy Posh. No seré Posh.

    Aunque creo que prefiero ser trendy… que para mi no es crear tendencia 😉

  3. orangemoon

    Me olvidé el link menos comercial http://news.bbc.co.uk/2/hi/business/8380738.stm

    Y la traducción de trendy

    trendy [‘trendɪ] adj (trendier, trendiest) fam
    1 (persona) (ultra)moderno,-a: you’re just so trendy, estás siempre tan a la última
    familiar trendy lefty, progre
    2 (ropa) a la última moda

    http://www.wordreference.com/es/translation.asp?tranword=trendy&dict=enes&B10=Search

  4. Igualito lo de llevar unos trapos del último misógino profesional que viajar a las Indias Orientales en Preferente… Hasta en el lujo hay decadencia.

  5. La foto de Paris es insuperable. Sin embargo siempre pensé que lo de la Beckham era una ironía inglesa, que la llamaban pija porque seguía siendo una choni overdressed.
    Ayer me contaron la cruda etimología del argentinismo “atorrante”, un buen contrapunto a esta historia de las posh.

  6. orangemoon

    Tienes razón, es una choni que allí se llama Chav.

    Y yo quiero ser posh solo para usar este teclado!!
    http://www.keyboardforblondes.com/index.cfm?fuseaction=pages.profile

  7. Mobtomas: Curiosa especie la que cita… “Darwin Posh”…

    Orangemoon: Chica trendy, lo del teclado para blondies… ¿acepta que vayas con peluca? es que no me veo teñida de rubia 😉 ni a lo choni-chav bailando al son de… ¡Como no! Nancys Rubias: http://www.youtube.com/watch?v=v9G3eqEJNqQ

    Illuminatus: El lujo tiende a la decadencia, y lo de los trapitos misóginos… es que todos los diseñadores son gays, de ahí que nos quieran andróginas, famélicas, y lo que Andrés Trapiello denomina, “esforzadas y emputecidas mujeres del descorche”-

    Miguel P. de Lema: Desconozco la etimología de atorrante. Buscaré por la red y si no me convence se lo preguntaré a usted. ^_^

  8. Atorrante es un palabro inventado en Buenos Aires en época de depresión (creo que tras la I Guerra Mundial).
    Al igual que aquí en Madrid hay ahora mismo una colonia de indigentes viviendo dentro de unos grandes tubos de hormigón que llevan meses en la paralizada obra de los jardines de la M-30, en Buenos Aires se dio el mismo fenómeno: desheredados y pedigüeños que malvivían dentro de unos tubos con los que se iba a hacer una obra pública.
    Esos tubos procedían de Inglaterra y llevaban impreso el nombre de su fabricante: A. Torrant.

    La historia se parece al chiste del cerebro de A. Normal, del jovencito Frankenstein, pero en real y en triste.

  9. Miguel, muchas gracias por la aclaración. Algunas veces tiendo al hedonismo y olvido hacer los deberes. Por lo contado… atorrante le escae de maravilla a la situación de la colonia de indigentes de Madrid. Aunque no me extrañaría nada que la misma situación o alguna muy parecida se esté produciendo aquí en Barcelona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s