Archivo mensual: enero 2010

Bibian Blue y sus corsés de ensueño en la 080 Barcelona Fashion

Bibian Blue mostró a una mujer terriblemente femenina y poderosa ayer 26 de enero en la 5a edición de la 080 Barcelona Fashion .En su colección otoño/invierno 2010-11 el corsé readaptado al siglo XXI se erige como protagonista sin perder un tono nostálgico hacia el burlesque, la estética pin up y las cortesanas que se mezcla con tintes de ciencia ficción y estilo urbano. Creaciones todas ellas imaginativas y minuiciosas donde el trabajo en el volumen y los detalles crea cuerpos de ensueño. No pude dejar de sacar fotos en todo el desfile (con la mini digital, lo siento, la próxima vez me armo mejor):

Guerreras de Látex

La mujer salvaje y sofisticada al mismo tiempo, fuerte. Incluso con reminiscencias a Juana de Arco, siguiendo la tendencia que ya pudimos ver en colecciones como la de Prada otoño/invierno 09/10 . El juego de cortes y volúmenes  ofrecen a estos corsés un carácter prácticamente escultórico

Chicas Pastel de Fresa

Soñando con salir de un Pastel Enorme Sorpresa convertida en Chica pastel de fresa, con lacitos y esta maravillosa faldita corta llena de tules rosas.


Blade Runner

Con corbata roja y máscaras de gas por hombreras.Este conjunto nos remite a la mítica película Blade Runner y a paisajes futuristas o de ciencia ficción. También a heroinas del cómic, como sucede en otros de sus modelos.

Piratas con parche de corazón

Duras pero dulces. Uno de los elementos que caracteriza esta colección son los tonos rosas, en piezas monocromas y también combinadas con negro.

Muñequita siniestra

Estilo gothik candy, sin abandonar el maravilloso volumen de las faldas que marca esta colección gracias a una superposición de capas de gasas, tules y blondas.

Sofisticadas

Plumas, gasas, brocados, encajes, y la majestuosidad del negro para unos modelos refinados y preciosistas.

Enmasacaradas venecianas

Un cierto aire siniestro, de muerte y angústia recorre la colección, con la aparición de una modelo enmascarada que nos remite a los barrocos carnavales venecianos y a la muerte, porque cuando pensamos en Venecia también pensamos en muerte. El trabajo de la falda indica la influencia de otro diseñador catalán, Josep Font, y a uno de sus modelos presentados el pasado año en París del que ya les hablé en este post de Más caviar, por favor…

Los tonos rojos mezclados con negro y la utilización de terciopelos también fueron una de las constantes que se pudieron ver en los modelos presentados por Bibian Blue, que demuestra sentirse cómoda en gran variedad de texturas y de tejidos que dan muestra de su dominio de los materiales, de su imaginación y de su versatilidad.

Una esplendida muestra de piezas para soñar, llevar y jugar que nos demuestran que el corsé está hoy más vivo que nunca, de la mano de Bibian Blue.

P.S: Agradecimiento a Equipo Singular por la invitación.

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Caviares de moda

La cinta blanca

Pocas veces se sale del cine con la sensación de haber asistido a una obra maestra. Con la última película del director alemán Michael Haneke es inevitable sentirlo. La cinta blanca no es únicamente una magnífica historia sobre como los principios e ideales considerados como algo absoluto (fanatismo religioso o político) se convierten en inhumanos y llevan a la brutalidad.

La cinta blanca además es una lección magistral de cine y un bellísimo homenaje a la historia del cine: guiños a Dreyer, Renoir, Cartier-Bresson, Bergman y hasta a Visconti. Porque todos aprendemos de alguien, y Haneke no se esconde de ello. Haneke se sirve de los maestros, de una fotografia perfecta y del  guionista  Jean-Claude Carrière (como asesor de guión) para construir una narración impecable donde presenciamos la expansión de la maldad humana, la violencia y la culpabilidad entre los habitantes de un pueblo.

La represión engendra monstruos

Todos llevamos un monstruo en nosotros. Si encima vivimos en sociedades cerradas, autoritarias, excesivamente rígidas y represivas, el resultao inevitable será la creación de seres inhumanos y brutales.  La crítica ha querido ver en ello el germen del nazismo: “Sabes que esos niños familiarizados con los traumas, el abuso, la tortura y el espanto crecerán. Son caldo de cultivo para que un tal Hitler les convenza de que todo está permitido en nombre de la sagrada patria. Y actuarán en la futura barbarie sin sentido de culpa, en perfecta química con lo que mamaron.” (Crítica de Carlos Boyero para “El País”). Pero no se trata tan solo de eso. Estas mismas actitudes se producen y se han producido en muchos sitios. Véanse casos como la masacre de Puerto Hurraco. Según el propio director: “(…) la película no habla solo del fascismo, sería una interpretción demasiado fácil al transcurrir la historia de Alemania, sino de modelo y del problema universal del ideal pervertido”. Via Cineuropa- Fabien Lemercier.

Lo que esconde la “apacible” cotidianedad. La influencia de los interiores de Dreyer y Hammershøi

Haneke retrata un ambiente de austera belleza y paisajes sublimes en los que transcurre una “apacible” vida cotidiana (rebosante de doble moral) marcada por el rigor protestante llevado al extremo que lleva a la intransigencia, la manipulación, la agresividad física y síquica en las relaciones humanas que se establecen entre la mayor parte de los habitantes de este pueblo de la Alemania pre-guerra mundial. La mayor parte de las atrocidades ocurren en las elipsis y detrás de puertas blancas (pureza y rectitud), que nos remiten a los austeros y perturbadores interiores que recrearon artistas y cineastas nórdicos como Vilhelm Hammershøi y Carl Theodor Dreyer. Espacios que de tan vacíos y silenciosos nos desconciertan y nos insinúan que detrás del orden y de la aparente apacibilidad de las escenas cotidianas se esconden secretos y barbaridades enmascaradas de blanco.

Vilhelm Hammershøi. Interior. 1906.

Haneke en este film indica compartir la convicción de Hammershøi y Dreyer de que es en los espacios interiores (de una casa, de una imagen, de un rostro) donde se produce la mayor intensidad dramática. También comparte con ellos la forma de tratar la figura humana y, en concreto, la femenina: las enigmáticas mujeres de espaldas situadas en interiores domésticos remiten a la contemplación y el éxtasis del personaje, a su drama a puerta cerrada, incluso contienen el aroma de la muerte.

El presidente ( Præsidenten ), 1918. Dreyer

Otros guiños

¿Quién más nos hablaba del respeto a unas apariencias y normas vacías..? ¿Jean Renoir en La règle du jeu (1939)? ¡Bingo! Haneke tampoco se olvida de él. Una imagen/escena vale más que mil palabras.

La cinta blanca. M.Haneke. 2009.

Swamp water. Jean Renoir. 1941.

La cinta blanca. M.Haneke. 2009.

Los personajes de la baronesa (que encarna la lucidez y el rechazo absoluto a una sociedad corrompida por la maldad y las bajas pasiones, huye precisamente a Italia) y su hijo nos remiten directamente a Morte a Venezia de Luchino Visconti. Pero aquí no estamos frente a un Tadzio consciente del poder de su propia belleza si no de un niño superprotegido y víctima de la envidia que suscita en el resto de chicos carentes de afecto y sometidos a unas normas sumamente estrictas.

Morte a Venezia (1971). Luchino Visconti.

La cinta blanca. M.Haneke. 2009.

Un atisbo de bondad

Porque incluso en medio de la inmundicia nacen flores. Y podrá triunfar el amor casi pueril e ingenuo entre un profesor de escuela y una niñera y un pequeño se nos acercará para regalarnos su bien más preciado (su mascota) para que no nos sintamos tristes.

P.S: Post dedicado a Óscar  y a Isabel: Muchas gracias por los carteles de Antichrist que me mandaron y por esta obra maestra de Haneke… Ahora solo falta que nos llegue Air Doll… ¿El 4 de Junio? !!!… Cómo me hacen sufrir ustedes…

10 comentarios

Archivado bajo Caviares de cine

El regreso de la lencería

El corsé, el liguero, los body shapers, los coulottes,las fajas y todos los atuendos propios de una pin-up o de una stripper han regresado y ya no seremos nada sin lucirlos. Si hace un siglo la Alta Costura liberaba a la mujer de la tiranía del corsé y en los años 20 se implantaba la moda de disimular el volumen del pecho con bandas ceñidas, pasando por la quema de sujetadores durante los 60’s, ahora, casi medio siglo después, la lencería vuelve su mirada a las piezas vintage y a lo sexy. Y es que Hugh Grant en El diario de Bridget Jones ya anunciaba la tendencia al emocionarse al ver las gigantescas bragas de la protagonista: –¡Qué pedazo de bragas llevas! – decía él…

Monica Bellucci. Por Helmut Newton.

Según el sociólogo y filósofo francés Gilles Lipovetsky, analista de la era del consumo y del lujo, “Eso demuestra que la convergencia de los sexos hacia un mundo unisex es completamente falsa. No tendemos a igualarnos. La mujer ya no quiere ser hombre y desea mantener vivos elementos típicamente femeninos”. También afirma que la causa última de este auge de la lencería de encajes y sofisticación es “la voluntad de las mujeres de expresar y reafirmar su feminidad” (mmmm…).

Sarah Shotton, directora creativa de la marca inglesa de lencería Agent Provocateur defiende que “al margen de los motivos funcionales, un conjunto bonito tiene una capacidad casi milagrosa para dar a la mujer una inyección de seguridad y autoconfianza”. Lo que estaría en la lína de las opiniones de Dita Von Teese, musa y precursora de este estilo de lencería: “Busco lo que personalmente me hace sentir sexy y me da seguridad. La clave de la seducción es la autoconfianza”. Aunque la ecuación que nunca falla y en lo que coinciden Shotton y Lipovetsky es: hombre nuevo=lencería nueva.

Campaña de Agent Provocateur por Alice Hawkins

Pero por más teóricos instruidísimos que intenten averiguar los secretos de la lenceria femenina y sus entresijos, este seguirá constituyendo uno de los misterios y rituales más íntimos y resguardados del género femenino. Y es que a veces incluso nos da por rendirles homenaje a nuestras braguitas ensangrentadas (cualquier día serán tendencia) mediante un merecidísimo  ritual funerario. ¿Algún  “Lipovetsky” nos vendrá a explicar el por qué o se lo contamos nosotras mismas?:

A funeral for bloody panties proyecto de Hasisi Park via Hotel Oriental

Guarden sus tangas, vacíen el cajón de la abuela y dispónganse a llevar corsets, culottes, ligueros, fajas, que ahora esto es lo “sexy” y…  júrense por favor que nunca jamás caeremos en la tentación de los miriñaques, que hasta aquí podíamos llegar.

Libros recomendados:

Histoire de la lingerie.Chantal Thomass. Ed. Perrin. 2009.

1000 Dessous. A History of Lingerie. Ed. Taschen.

Lo último para ir con la pieza estrella de las celebrities: Spanx (sí, de la palmadita traviesa en el culo; Spank). Feo pero útil para “adelgazar” y sufrir un poco.

11 comentarios

Archivado bajo Caviares de moda, Caviares de tendencias