Archivo de la etiqueta: amor

Las afinidades electivas

Estamos condenados a amar. La investigadora Helen Fisher del Departamento de Antropología de la Universidad de Rutgers, (EE.UU) ha conducido un extenso estudio sobre la evolución, la expresión y la ciencia del amor en su libro The science of love, and the future of women donde defiende que amamos porque hace millones de años, nuestros antepasados necesitaban este flujo cerebral, estos impulsos y sentimientos para dirigir su cortejo, apareamiento, reproducción y paternidad. El impulso del amor está profundamente imbricado en el cerebro humano. Por lo tanto, el amor es una necesidad fisiológica, un instinto animal y también el resultado de un flujo químico en el cerebro. Pero…

¿Por qué nos gusta una persona en concreto entre todas las demás?

Tales Of The Unexpected. Tim Walker

Fotografia de Tim Walker para Vogue UK.

Cuando crecemos, inconscientemente empiezan a gustarnos y disgustarnos determinadas cosas, incorporamos valores específicos, ideas y principios. Configuramos nuestro gusto y construimos inconscientemente un mapa del amor que funciona como un conjunto de rasgos que buscaremos en nuestra pareja. Los hombres se guían fundamentalmente por la vista, porque durante millones de años medían a sus parejas en términos de juventud, salud y fertilidad: necesitaba elegir una compañera que pudiera darle hijos sanos. Y lo hacían, mirando y contemplando el físico de las mujeres, que a su vez pasaban la vida intentando tener buen aspecto porque eran conscientes de esta susceptibilidad masculina. ¿Y qué buscaban las mujeres? Ellas necesitaban calibrar la habilidad de su pareja para proveer y proteger a sus vástagos. Y lo hacían, escuchando lo que el hombre les decía: no se puede saber si un hombre es amable, generoso y sincero con mirarle, hay que conversar. Es un mecanismo de adaptación que las mujeres probablemente han poseído durante cuatro millones de años, para conseguir al hombre adecuado.

Según Fischer los hombres se enamoran más deprisa que las mujeres debido a que se basan en un factor visual. Y las mujeres tardan más porque tienen más que perder cuando eligen a un compañero: no olvidemos que son las mujeres quienes gestan al bebé, atraviesan el peligroso proceso del parto y después lo crían durante su infancia. Por tanto, las mujeres tienen que ser, en cierto modo, más cuidadosas a la hora de escoger.

Si los hombres se guian por un factor visual ¿Podemos pensar entonces que los hombres, por lo general, prefieren a las mujeres bellas que a las inteligentes? Parece ser que tienden cada vez más a elegir a las mujeres por su cerebro ya que hoy en día, tanto hombres como mujeres desean una pareja suficientemente lista para traer un salario a casa y mantener una conversación. Nos movemos hacia matrimonios compañeros, entre iguales, donde ambos trabajan, proveen a la familia y son educados e intelectualmente estimulantes. En este medio, lo que se espera de las mujeres y de los hombres es que sean competentes e inteligentes.

Sobre si es posible enarmorarse de dos personas a la vez, esta investigadora afirma que es muy posible sentir un profundo apego por una pareja con la que uno lleva mucho tiempo, y a la vez estar locamente apasionado por un amor romántico hacia otra persona distinta, y además sentirse atraído sexualmente por otros individuos. Estos tres sistemas cerebrales (lujuria, amor romántico y apego) resulta que no están bien conectados a nivel cerebral. Pero lo que sí parece imposible es sentirse locamente apasionado por un amor romántico hacia más de una persona al mismo tiempo. El amor romántico está asociado con la obsesión hacia una persona, y es imposible obsesionarse con dos personas a la vez.

Enfín, que tendimos a enamorarse de alguien que tenemos alrededor, próxima y también nos enamoramos de personas que resultan misteriosas, que no conocemos bien… Pero lo único que necesitamos para enamorarnos por encima de todo es precisamente estar dispuestos a enamorarnos.

Más:

Entrevista a Helen Fisher. Blog de Eduard Punset.

Las afinidades electivas. Goethe.

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Caviares de libros, Caviares rosas y otras cosas

¡Horror! Llega San Valentín

Llega San Valentín… la fiesta del amor y de la amistad… y con ella les dejo dos propuestas:

1- Recomendada para todas las personas que no soportan la fiesta de San Valentín:

odiosanvalentin

Se trata del web Odio San Valentin. En él se podrán recrear a gusto los y las singles ultra convencidos, podiendo jugar incluso a crear frases anti-amor.

2-Para los romanticones que aún no han realizado la compra san valentiniana (¿de eso va la fiesta, no? de comprar…) para su persona amada, les aconsejo un regalito económico pero muy tierno que a mi me regalaron estas navidades: la sartén “Te quiero un huevo”, con la que esperemos que les ofrezcan muchos huevos fritos en forma de corazón:

p1000991

Sartén “Te quiero un huevo”. En tiendas Natura. 3€

Aunque… si recordamos las palabras de Eduard Punset, de romántico no tiene nada el amor, ya que tan solo obedece al instinto de fusión

3 comentarios

Archivado bajo Caviares dulces

Pequeñas maravillas domésticas

Mi cepillo rojo se ha enamorado locamente de la suave pasta dental rosa que compré ayer.

pasión entre cepillo y pasta

Banda sonora para esta pequeña maravilla domestica
Je t’aime, moi non plus, Serge Gainsbourg & Jane Birkin

2 comentarios

Archivado bajo Caviares dulces

Como dos pastelitos haciendo el amor

Este es el título de un comic de la editorial Apa-Apa ilustrado por Elisa Smile que me muero de ganas de leer. También me parece una buena idea regalarlo, aunque Apa-Apa presenta otras publicaciones muy tentadoras, como ¿Me seguirás queriendo si mojo la cama? de Liz Prince y ya me veo de vuelta a casa con la mochila llena de comics. Será cuestión de acercarse a Duduá para echarles una miradita de cerca…

Como dos pastelitos haciendo el amor

Portada de Como dos pastelitos haciendo el amor

Deja un comentario

Archivado bajo Caviares dulces