Archivo de la etiqueta: Juan Campos Calvo-Sotelo

El placer de naufragar

Las señoras inglesas del siglo XIX se aburrían, sentían el vacío existencial propio de las personas poco ocupadas. Pero les quedaban otros placeres: la afición a la conversación, tomando el té con las amigas o mandándose cartas en las que se contaban sus pequeñas-grandes cosas. Las más afortunadas pudieron experimentar el placer de naufragar, como lo demuestra una carta de la Sra. Dulcimer en 1863 tras vivir un naufragio:

“Si alguna vez naufragas, mi queridísima Laura, trata de arreglarlo de manera que sea la Penínsular & Oriental Company quien conduzca la catástrofe. Tengo entendido que otras compañías te ahogan a veces, y ahogarse es un asunto muy prosaico propio sólo de gentes de mar y pasajeros de segunda clase. Acabo de naufragar bajo los auspicios de la P&O y te aseguro que es la cosa más agradable que se pueda imaginar. Tiene sus pequeños inconvenientes sin duda, pero también los tiene un picnic, y el naufragio fue uno de los picnics más agradables que puedas imaginarte.”

The London Gaiety Girls. Cincinnati : Donaldson Lith. Co., [1891]. Theatrical Poster Collection (Library of Congress).

Unos años más tarde la primera guerra mundial les ofrecería a las inglesas la ocasión de alistarse a la WRNS (Women’s Royal Naval Service), popularmente conocida como Wrens, cuyo eslogan era: “Join the Wrens—free a man for the fleet.” Porfín podrían naufragar, disparar armas y finalmente vivir “su vida” lejos del control social y del aburrimiento  propio de las Alicias (en el País de las Maravillas) que tan bién conoció Lewis Caroll.

Posts relacionados en Más caviar, por favor…:

POSH

Palabras de finas damas

Libro: “Náufragos de antaño. Los grandes naufragios en la Costa de la Muerte en el siglo XIX“. Juan Campos Calvo-Sotelo. Editorial Juventud. 2002.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Caviares epistolares

Posh

¿Quién no ha caído en la tentación de sentirse posh por un día? Atrás quedó lo de ser “reina por un día”, ¡si es mucho más entretenida la vida desenfrenada y de despilfarro de las chicas posh!. Pero la historia de este maravilloso neologismo inglés que se personifica en Victoria Beckham “Posh” (o Spice pija) y en otras celebrities que se mueven felizmente en el terreno del pijismo absoluto y excesivo -¿hortera?- tiene su origen en la historia de la navegación inglesa del siglo XIX.

Victoria Beckham dentro de una bolsa de Marc Jacobs. Fotografia de la campaña publicitaria de MJ: Jurgen Teller.

En aquella época los colonos ingleses viajaban a la India a bordo de los transatlánticos de la compañía P&O donde los billetes de primera se marcaban con las siglas P.O.S.H. ; Port Out, Starboard Home ( babor a la ida, estribor a la vuelta; donde se encontraban los camarotes con sombra, los más fresquitos y claro, los más caros). Así lo cuenta Juan Campos Calvo-Sotelo en su magnífico libro “Náufragos de antaño. Los grandes naufragios en la Costa de la Muerte en el siglo XIX“:

Paris Hilton con sus Kellogg’s Barbie

“La larga travesía del Mediterráneo y del Golfo de Adén obligaba a los viajeros a soportar un sol inmisericorde durante las horas del día. En el viaje hacia el este el ardor del sol golpeaba la banda de estribor de los barcos recalentando los camarotes de ese costado en los que no se podía conciliar el sueño durante la noche por la alta temperatura. Lo mismo sucedía en el viaje de retorno, hacia el oeste, pero ahora en la banda de babor. Esto hizo que los pasajeros más pudientes, huyendo del tórrido sol, estuviesen dispuestos a pagar más para tener camarotes a babor a la ida y a estribor a la vuelta al hogar patrio (dicho en inglés: Port Out, Starboard Home, expresión cuyas siglas –POSH– se convirtieron en un neologismo con significados que oscilan entre lo encomiástico: fino, lujoso, con clase; y lo despectivo: cursi, pijo.)”

Kate Moss comprando en el Flea Market

Así son las cosas, antes lo posh era viajar en un camarote con sombra y ahora lo es comprarse las Kellogg’s Barbie mientras se decide en cuál de los Hoteles Hilton del mundo pasar la próxima noche, o vaciando tiendas de Prada, Gucci o D&G, entre otras actividades. Si les sirve de consuelo… las chicas posh también compran en el Flea Market vestidas con “lo primero que encuentran en su armario”… Aunque una vez acabada la compra llamarán a la Posh Suprema (Vicky Beckham) para que les ayude a encontrar casa en Beverly Hills (más en Moss asks Posh to find her a home).

Recomendaciones:

-Libro: “Náufragos de antaño. Los grandes naufragios en la Costa de la Muerte en el siglo XIX“. Juan Campos Calvo-Sotelo. Editorial Juventud. 2002.

-Curso on-line: Curso de filosofia estoica de Paris Hilton por Esponjiforme Entertainment

9 comentarios

Archivado bajo Caviares de tendencias, Caviares rosas y otras cosas