Archivo de la etiqueta: Man Ray

La delgada línea roja entre copia y homenaje

“Toda producción lleva en su núcleo la copia y, en consecuencia, se halla contaminada de falsificación. Cualquier pintura comporta una falsificación puesto que sin importar su realismo se basa inexcusablemente en la reproducción, deliberada o no, digerida, metabolizada, aberrada, de otro modelo anterior. Por este camino fue como la pintura moderna fue escapando de su modelo real y realizándose en sí. El original pues no será nunca el que garantizadamente proceda de la obediente mano del artista sino de su memoria particular. ¿Será concebible imaginar algo sin copiar de algo? Absolutamente no. Todas las obras son una deliberada manipulación de lo visto y recordado. La copia es la materia natural de la creación.” En boca de Vicente Verdú.

Ya sabemos que precisamente porque “copiaban” a Platón los artistas no le hacían demasiada gracia. Y es que él estaba convencido de que la mímesis total era imposible y de que la copia no podia acercase cada vez más al original, sino todo lo contrario. Esta se alejaba más y más con cada copia y este alejamiento del original lo concebía como distanciamiento de la verdad (la gran obsesión de Platón). A las copias las afecta la entropía, el accidente, el error: el síndrome del teléfono descompuesto. Este es uno de los motivos que me hacen pensar en Platón como un auténtico radical en busca de algo que considero tan dudosamente existente como es lo original y lo verdadero. Será que me gusta más perderme en la fantasía, lo falso y en alguna que otra copia adulterada de la austera e insulsa verdad. Pero… hablemos de homenajes.

Homenaje. Uno de los artistas más homenajeados ha sido Jean-Aguste- Dominique Ingres, gran maestro en el arte de captar la belleza del cuerpo femenino desnudo.

jmooreJulianne Moore. Portada de American Photograph (2003). Michael Thompson.
ingres_odalisqueGrande Odalisque (1814). Jean-Auguste-Dominique Ingres

En este caso no hay duda de que estamos frente a un homenaje. La postura, el decorado, todos los elementos de la fotografía de Thompson están destinados a rendirle tributo a la odalisca de Ingres, pero en una versión infinitamente más púdica (Julianne Moore no se nos aparece sensual mostrando el pecho y  las nalgas como sí lo hace la insinuante odalisca),  y su cuerpo, a pesar de la belleza de Moore, resulta rígido si lo comparamos con la  sinuosidad del cuerpo femenino pintado por Ingres. Intentar homenajear a los grandes es muy complicado, porque confrontándonos a ellos puede que desvelemos de golpe todas nuestras carencias.

Pero no nos engañemos, hay ocasiones en las que el homenaje es tan bueno o casi mejor que la obra homenajeada:

manray Le violin d’ Ingres. 1924. Man Ray.

Man Ray admiraba la obra de Ingres y se dedicó a realizar una serie de fotografias inspiradas en sus famosos desnudos. Una de ellas nos muestra a la modelo Kiki de Montparnasse en turbante, de espaldas y con dos marcas en forma de  f en la espalda que transforman el cuerpo de la modelo en un instrumento de cuerda. Man Ray sabía que Ingres tocaba el violín, y con esta fotografía guiñaba el ojo al espectador dando a entender que él tocaba a Kiki como Ingres su violín. Fue un gran seductor Man Ray.

Ingres_valpinconLa Baigneuse. Jean-Auguste-Dominique Ingres. 1808. Musée du Louvre. Paris.

A su vez, Ingres también se inspiró en varias fuentes: los manieristas toscanos (Bronzino), y de un grabado de Jacob Van Loo (Le Coucher à l’italienne) pero sobretodo de Rafael -de quien fue admirador toda su vida- para trazar sus geniales dibujos. Para la “baigneuse” se inspiró en una de las gracias que el gran maestro pintó en la loggia de Psyché de la Villa Farnesina.

raphaeldet2Detalle de uno de los frescos de la Villa Farnesina (1518-19). Cupido con las tres gracias. Pintado por Rafael y sus pupilos.

Las mujeres de Ingres son un constante homenaje a Rafael, que le servió de guía para su particular búsqueda: la perfección. Ingres persistió en los mismos temas para alcanzar su ideal. La obra Bain turc (1848-1864, Louvre), retomará años más tarde la idéntica “baigneuse” de su juventud para situarla en el centro del lienzo.

De copias, fakes y de falsificaciones escribiré pronto. Ahora mismo prefiero dejarme seducir un rato más por las bellas damas desnudas de Ingres, de “volupté profonde” (Baudelaire) y casta, sin tiempo ni movimiento, donde todo parece tranquilo, simple.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Caviares de arte, Caviares de fotografia

La visión del otro. La modernidad y el rostro fotografiado.

Kowasa Gallery presenta hasta el 16 de mayo La visión del otro, 74 retratos fotográficos en blanco y negro realizados desde el siglo XIX al siglo XXI. La selección cuenta con retratos de personajes como Coco Chanel, Ernest Hemingway, André Breton, Marc Chagall, Dalí, Josep Pla, Albert Camus… Retratados por  grandes fotógrafos internacionales como Nadar, Henri Cartier-Bresson, Robert Doisneau, Jacques Henri Lartigue, Horst P. Horst, Edward Steichen, Josef Sudek, Arnold Newman, Man Ray, y otros de nacionales como Joan Colom, Francesc Català-Roca, Xavier Miserachs y Alberto Schommer.

Es curioso ver las distintas poses que escogían todos estos personajes para ser fotografiados, así como los objetos y complementos que les acompañaban en el momento, como este fantástico retrato de Coco Chanel en su sofá satinado, envuelta por sus icónicas cadenas y un lazo negro en la cabeza:

coco chanel

Coco Chanel. Horst P. Horst. 1937/TP

Todos los retratos de la muestra consiguen captar la esencia de sus protagonistas; la introspección de Camus, la teatralidad de Picasso, o el carácter irónico de Josep Plà adornado por el humo de su cigarrillo:

josep pla

Josep Pla. Eugeni Forcano.

Colette prefirió salir en un segundo plano, poniendo de relieve su colección de pisapapeles de vidrio de Murano,

coletteColette. Robert Doisneau

Y Tristan Tzara ofrece ya una visión mucho más moderna del retrato y de la composición de la mano de su coetáneo Man Ray,

tristan tzaraTristan Tzara. Man Ray

En este recorrido por la historia del retrato moderno se hace difícil destacar tan solo unas cuantas fotografias. Lo mejor es pasarse por la galeria y dejarse seducir por todas ellas.

5 comentarios

Archivado bajo Caviares de fotografia