Archivo de la etiqueta: sofia sanchez

Cóctel molotov

Hay días en los que me levanto convertida en una auténtica psicópata, desbordada por una energia y vitalidad desmesurada, capaz de comerme el mundo con la misma ferocidad con la que devoro los tarritos de caviar y que según la situación me puede llevar a lanzarme a la mar en pleno mes de enero,  o en el peor de los casos, a ser cruel, agresiva y a cortar cabezas (metafóricamente hablando) indiscriminadamente. Otras veces soy el ser más sensible, dulce y amoroso que se puedan imaginar (los osos amorosos y mimosín no podrían competir conmigo cuando estoy así). Finalmente están los peores días, los que más aborrezco: cuando me siento el ser más feo, gordo, desafortunado y triste de la galaxia. Son los momentos en los que más débil estoy y más fácil es pisotearme, herirme y reducirme a un straccio (hay personas que tienen un instinto infalible para descubrir cuándo te encuentras en esta fase y no dudan en aprovecharlo, hay que irse con cuidado), y que suelen tener como consecuencia ir de shopping y terminar con la visa hechando humo o encerrarse en la habitación para leer a Flaubert (ideal para recrearse aún más en la pena). En definitiva, que no soy precisamente el paradigma de la estabilidad emocional, aunque… no me extraña teniendo en cuenta el  carrusel hormonal en el que todas las mujeres vivimos y que hace que seamos auténticos cócteles molotov andantes.

U6KSVhWhKnydnt8qVhV3FWyno1_400

En los dias psicóticos. Foto de Sofia Sanchez y Mauro Mongiello. Editorial Mommie dearest.

Si el ciclo menstrual tiene 28 días de duración quiere decir que nos pasamos prácticamente el mes entero a merced de nuestras hormonas, que además tienen una peculiaridad: su capacidad para oscilar. El hecho de tener unos niveles más altos o más bajos de alguna de ellas tiene repercusión en el estado anímico, en el aspecto de la piel o en el peso, por ejemplo. Así, si nos pasamos el mes entero oscilando, no resulta difícil adivinar que también nos pasamos el año completo en este vaivén hormonal. Resultado: una mujer desde aproximadamente los 12 años hasta más o menos los 50 cuando le llega la menopausia, es un gráfico picudo e inestable.

U6KSVhWhKnydjw8u1QhXzPD3o1_400

En los dias tristes, como un osito de peluche hecho añicos. Foto de Sofia Sanchez y Mauro Mongiello. Editorial Mommie dearest.

Resumiendo…:

  • El ciclo se inicia con la menstruación (días 1 al 5), en la que se produce un descenso de estrógenos y progesterona, lo que produce cansancio, debilidad y tristeza.
  • La fase folicular (del día 6 al 13) se caracteriza por un aumento de los estrógenos, permaneciendo estable la progesterona. El resultado, una mayor sensación de energía, entusiasmo e iniciativa.
  • En torno al día 14 se produce la ovulación, una fase en la que los niveles de estrógenos están muy elevados y aumenta la progesterona, lo que incrementa la libido y hace que la mujer disfrute de una plena forma física.
  • A partir del día 17 se inicia la fase lútea, que va hasta el día 28 y en la que se produce un aumento de la progesterona. Como consecuencia de ello, se eleva la temperatura corporal, se produce un aumento de peso y hay una mayor irritabilidad.

Con el embarazo y la menopausia parece ser que la cosa no mejora, así que no tenemos otra alternativa que asumir que estamos condenadas a vivir así. Para que luego llegue un listillo y nos pregunte si estamos “en uno de esos días”. Uno de esos días son todos los días de nuestra vida.

*********

Para los días psicóticos: Cuartetos de cuerda. Dimitri Schostakovich

Para los días enérgicos: Je n’ai marre. Alizee.

Para los días tristes: Tous les garçons et les filles. François Hardy.

Para los días amorosos: Tenia tanto que darte. Nena Daconte.

No queda otro remedio: Résiste. France Gall.

5qh4j37dtz

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Caviares rosas y otras cosas

Arte & Moda (I)

Que el mundo de la moda ha mirado desde siempre con buenos ojos las obras de arte para inspirarse en su creación no es ninguna novedad. Y hablo del arte en toda su dimensión: escultura, arquitectura, pintura, cine, literatura, cómic, street art… También podria hablar de la influencia de la moda en el arte, pero esta semana prefiero dedicarla a citar ejemplos de diseños, fotos, o editoriales de moda que se han nutrido del arte para su realización. Empecemos…

La nueva ola romántica:

Actualmente y desde ya hace algún tiempo estamos viviendo un nuevo romanticismo en la moda (que convive con otras tendencias radicalmente opuestas). Lo podemos ver reflejado en la ropa pero también en las editoriales de moda, y se centra tanto en la recuperación del folklore en el vestir (ej. Gucci otoño/invierno 08), como en la elección de determinados personajes, obras y temáticas de marcado carácter romántico.  Es el caso de Ofélia, el desdichado personaje femenino que Shakespeare creó para su Hamlet y la belleza trágica del cual tan bién plasmó Sir John Everett Millais:

ofelia

Ofelia, 1851-1852. Sir John Everett Millais. Londres, Tate Gallery.

Aquí podemos ver la influencia de esta obra en forma de editorial de moda (considerada como una de las mejores editoriales de moda del 2008):

20080603222027

Número 94 de Aqua caliente. Ediotorial de moda a cargo de Mauro Mongiello y Sofia Sanchez. Modelo: Coco Rocha. Toda la editorial aquí.

editorial aqua calienteNo sé qué pensarán ustedes… pero yo  creo que es difícil alcanzar la belleza que transmite Millais.

Curioso… ni el tiempo ni las corrientes feministas han podido borrar el  estereoptipo femenino de delicadeza, dulzura, belleza y fragilidad que supone Ofélia -impulsado  sobretodo por los poetas y artistas románticos más que por el propio Shakespeare-…ella aún está aquí…

3 comentarios

Archivado bajo Caviares de arte